Cómo regar las orquídeas y trucos para que florezca - Casa WOW

Cómo regar las orquídeas y trucos para que florezca

La orquídea es una planta elegante pero algo delicada. Descubre cómo cuidarla y regarla correctamente para que te dure más tiempo en perfecto estado.
Marta Sanz

Marta Sanz

Periodista especializada en decoración

Si tuvieras que afirmar cuál es la planta más elegante, ¿qué dirías? Quizás te viene a la cabeza una orquídea. Las orquídeas están consideradas como las plantas de interior más sofisticadas que puedes añadir en una casa. Dan un toque especial a la vivienda y decoran mucho. Sin embargo, no todo es tan bonito, y esta planta es una de las más delicadas. Para cuidar las orquídeas debes darle mucho mimo y prestar atención a su mantenimiento, incluido su riego (uno de los aspectos más conflictivos). Te enseñamos algunos consejos para regar la orquídea dentro de casa y otros para que puedas disfrutar de esta planta con tanto encanto.
CÓMO REGAR LAS ORQUÍDEAS

El riego de las orquídeas depende del tipo de orquídea, el clima y la humedad del ambiente. Como regla general, se recomienda regar las orquídeas una vez a la semana en clima cálido y seco (o cuando sea verano), y cada dos semanas en clima fresco o húmedo (o en invierno).

 

Es importante permitir que el sustrato se seque parcialmente antes de regar nuevamente. Además, se debe regar con agua a temperatura ambiente y evitar que el agua se acumule en el centro de las hojas o en la base de la planta, ya que esto puede propiciar el desarrollo de enfermedades. Para que te sea más cómodo, te enseñamos el paso a paso:

Paso a paso

1). Lo primero es coger la orquídea y colocar la planta debajo del agua, pero de forma suave.


2). Mantén la orquídea durante un minuto comprobando que el agua sale por los agujeros sin estancarse.


3)Una vez haya pasado ese tiempo, retira la orquídea del agua debido a que ya habrá absorbido todo lo necesario.


4). Una vez la planta esté drenada y con el agua suficiente ya puedes colocarla en su sitio. Es fundamental que revises si el sustrato retiene o no mucha agua; de lo contrario es mejor que lo cambies por uno más ligero.

CÓMO REGAR LAS ORQUÍDEAS POR INMERSIÓN

Otra forma de regar las orquídeas es por el sistema de inmersión, es decir utilizando un plato algo hondo con agua. Es otra de las maneras más populares de regar orquídeas:

 

1). Añade en un plato hondo un poco de agua.


2). Coloca la orquídea encima del plato y deja que la planta absorba el agua a través de las raíces durante al menos 10 minutos.


3). Si durante ese tiempo ves que las raíces ya están verdes, entonces ya puedes retirar la planta del plato con agua.


4). Antes de colocar la maceta en su sitio es importante que la dejes en el fregadero, la ducha o la bañera para que salga el exceso de agua.


5). Una vez no salga más agua de la maceta, ya puedes colocar la orquídea en su sitio.

¿CUÁNTAS VECES SE LE PONE AGUA A UNA ORQUÍDEA?
No se puede establecer una cantidad fija de veces que se debe regar una orquídea, sino que es necesario evaluar las condiciones específicas de cada planta y ajustar la frecuencia de riego en consecuencia. Depende mucho del sustrato, del tipo de orquídea y de las condiciones ambientales.
¿CÓMO DEBE SER LA MACETA DE LA ORQUÍDEA?

La elección de la maceta para una orquídea depende del tipo de orquídea y de su sistema de raíces. En general, las orquídeas epífitas (que crecen en los árboles) requieren una maceta que permita una buena circulación de aire y un drenaje rápido del agua, ya que sus raíces están adaptadas a crecer en sustratos abiertos y bien ventilados.

 

Por lo tanto, se recomienda utilizar macetas con agujeros de drenaje en los lados y en la base, y con un sustrato adecuado para orquídeas, que puede incluir corteza de pino, musgo, perlita, entre otros materiales. Las orquídeas terrestres pueden requerir una maceta con una mezcla de tierra más pesada que las epífitas, ya que sus raíces están adaptadas a crecer en el suelo.

 

En general, se recomienda elegir una maceta que tenga el tamaño adecuado para las raíces de la orquídea y que permita un drenaje adecuado del agua. En definitiva, la elección de la maceta adecuada para una orquídea depende de varios factores, como el tipo de orquídea y su sistema de raíces, así como de la necesidad de proporcionar una buena circulación de aire y un drenaje adecuado del agua.

¿CÓMO SABER SI LE FALTA AGUA A UNA ORQUÍDEA?
¿Cómo saber si la orquídea está bien? Seguramente te lo has preguntado constantemente si has tenido en alguna ocasión una orquídea. La clave están en sus raíces. Si observas que las raíces tienen un tono grisáceo es que necesitan agua. Ten en cuenta que en los climas con un alto grado de humedad, hay que espaciar el riego. Esto es muy importante para no dañar las raíces y que la orquídea crezca en buenas condiciones.
¿QUÉ TIPO DE AGUA SE UTILIZA PARA REGAR ORQUÍDEAS?
Las orquídeas son bastante exigentes y no toleran bien las aguas duras y llenas de minerales, cloro u otro tipo de contaminantes. Lo mejor para que su riego sea adecuado es emplear agua destilada o desmineralizada.
¿CUÁL ES EL MEJOR ABONO PARA LAS ORQUÍDEAS?
Las orquídeas necesitan un sustrato específico, la mayoría suele ser de corteza de pino, ya que no pierden su capacidad nutricional. Si bien es cierto, que cada dos años se recomienda hacer un cambio de sustrato. Es una buena oportunidad para trasplantar la orquídea y permitir que crezca en mejores condiciones.
¿CÓMO HACER PARA QUE FLOREZCAN LAS ORQUÍDEAS?

Las flores de las orquídeas son muy particulares y características. Al ver una flor de orquídea seguramente ya le identifiques con esta planta. Conseguir una floración rápida es lo que todo el mundo busca cuando tiene esa planta en casa, pero es complicado (no imposible). 

 

Para que las flores de las orquídeas aparezcan hay que crear el ambiente idóneo, ¿y cómo se consigue? No es mágico y requiere de mucho trabajo, pero es posible lograr unas flores bonitas con estos trucos: 

Estado de la planta. Lo primero que hay que hacer es comprobar el estado de la planta, es decir si cuenta con los nutrientes necesarios y si sus raíces se mantienen saludables.


Luz. La luz natural es clave para la floración de las orquídeas. No quiere decir que la expongas totalmente al sol, pero sí que reciba una buena dosis de luz durante el día.


Temperatura. Las orquídeas se mantienen a todo confort entre 21 y 15 grados. Si respetas esta variedad de temperatura lo más probable es que se logre una floración rápida.


Buena humedad. En los climas tropicales es más probable que las orquídeas crezcan, ya que se sienten más cómodas. Lo ideal es mantener una humedad en torno al 60-80 % en el interior.


Un buen abono. El abono puede ayudar a estimular el crecimiento de las orquídeas, así es que lo ideal es decantarse por uno con una buena concentración de minerales.


Paciencia. Es otro de los elementos importantes a la hora de que florezca bien la orquídea. No es una planta que de flores tan rápido, por lo que tendrás que esperar para disfrutar de ellas un tiempo.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.casawow.com.co,

suscríbete a nuestra newsletter.

Apúntate a nuestras newsletters

Cada semana nuevas ideas deco en tu buzón

¡No te lo pierdas!

Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y/o servicios ofrecidos por la Comunidad RBA. Ver la Política de Privacidad