Manías que solo tenemos los amantes de la decoración

Manías que solo tenemos los amantes de la decoración

(y que nadie más entiende)

Los fans de la decoración nos reconocemos a la legua, porque amamos los sofás llenos de cojines, las camas vestidas a capas y las paredes con estilo y personalidad. ¿Quieres ver cuántas de estas manías te representan?.
Marta Sanz

Marta Sanz

Periodista especializada en decoración

No dejas pasar la oportunidad de ver las casas de otras personas (y valorar su decoración) y estás enganchada a los programas de los hermanos Scott, ¡eres una amante de la decoración! Pero como tal, también tienes alguna manía. Estas son algunas (seguro que hay más) que hemos reunido.

1. CAES RENDIDA ANTE UN RECIBIDOR "DE REVISTA"
En Casa WOW no nos cansamos de decir que el recibidor es la carta de presentación de tu casa y, por extensión, la tuya. Por eso, un amante de la decoración siempre tiene un recibidor que parece salido de una revista tenga el espacio que tenga. Un mueble recuperado, como una consola o una cómoda, son una primera impresión ideal. Como también un ramo de flores, un espejo que lo llene de luz y algún detalle decorativo. ¿Te reconoces en este recibidor ideal?
2. TE SABES TODOS LOS COLORES DE AÑO
Como buena amante de la decoración el mismo día que se anuncia el color Pantone del año, por cierto este año son dos el gris y el amarillo, tú ya has comprado textiles y complementos de esos tonos para que no se diga que tu casa no está a la última. Has pasado por el Greenery, el Classic Blue y ahora el Viva Magenta.
3. LOS COJINES SON TU DEBILIDAD
Una buena mezcla de cojines sube el nivel de tu sofá al instante, lo ponen de tendencia con los colores de la temporada y le dan calidez en invierno y frescor en verano. Y eso, o tu amante de la decoración, lo sabes de sobra y lo aplicas. Por eso tu sofá es lo más parecido a un transformer que tienes en tu casa, siempre atento a las últimas tendencias y a los cambios de estación. ¡Nos encanta!
4. TUS CORTINAS ARRASTRAN, NO. ¡LO SIGUIENTE!
Lo primero, tienes pesadillas con solo pensar que alguna de las ventanas de tu casa pueda estar desnuda sin cortinas o estores. Sabes que una ventana vestida es una casa vestida y lo aplicas a rajatabla. Y conoces todos los trucos para hacerlo como una profesional: la barra bien pegada al techo para que la ventana crezca; el largo de varios cm de más para que tus cortinas arrastren y den un efecto elegante; o el uso de cortinas + estor para que el resultado sea del todo perfecto.
5. ERES UN DICCIONARIO DE DECORACIÓN
No hay término decorativo ni mueble que se te escape. Distingues una cretona de una jacquard, sabes los hilos que debe tener la colcha ideal o identificas una silla Thonet de una Wishbone. Y, tienes, sueños decorativos por cumplir con mucha solera: un chéster de cuero, un expositor antiguo, una silla Panton… Con el tiempo, seguro que los cumples.
6. LA MESA SIEMPRE ESTÁ IMPECABLE (PUESTA O NO)
Preparas la mesa como si de un restaurante con estrella Michelin se tratara con todo lujo de detalles: doble mantel, bajoplatos, plato para el pan, copas en lugar de vasos… Lo de poner la mesa para ti es todo un arte y un oportunidad para lucirte. Pero ojo, cuando la mesa no está puesta para comer también luce por todo lo alto con un centro de mesa de impacto o un trío de jarrones sobre un camino de mesa.
7. LA VAJILLA DE DIARIO NO ENTRA EN TU VOCABULARIO
Y en la misma línea al poner la mesa sacas toda la caballería cada día porque eso de reservar la vajilla para un día especial no te entra en tu cabeza, la mesa debe estar bonita siempre. ¿Qué no falta en tu mesa? Manteles de lino, una vajilla blanca ribeteada, vasos y copas tallados… ¡Se diría que cada día viene un ministro a cenar!
8. DETECTAS EL MÍNIMO CAMBIO
La manta sobre el reposabrazos de la butaca, la lámpara de sobremesa en el ángulo de la consola, una bandeja para los mandos en la mesa de centro… Todo en tu casa tiene un lugar preciso para estar y con solo entrar en una estancia detectas si alguien ha movido un objeto y lo ha dejado fuera de sitio. Y no es que seas maniática o controladora (¡qué va!) es que, como dice Marie Kondo, cada cosa tiene su lugar.
9. FLORES Y PLANTAS NO FALTAN EN CASA
Lo de tener plantas y flores en casa es un verdadero mantra para ti. Las plantas dan color, limpian el aire, te ponen de buen humor y dicen de tu casa que eres una persona detallista y que te gusta la naturaleza. Seguro que tienes un green corner en tu salón, te gusta comprarte ramos cada pocas semanas y hasta tienes algún ramo de flores preservadas que queda ideal lo pongas donde lo pongas.
10. LA ALFOMBRA XXL POR FAVOR
Tú has nacido para pisar blando y en tu casa no faltan las alfombras. No solo te dan calidez o frescor cuando las necesitas, te ayudan a zonificar y hasta disimulan un suelo gastado o que no te encanta. Tienes las de invierno y las de verano y sabes que para que queden bien no pueden quedar justas. En el salón enmarcan la zona de estar por completo hasta la parte de detrás del sofá. Así queda mejor y te aseguras que no mueva.
11. ADORAS LA SIMETRÍA POR ENCIMA DE TODAS LAS COSAS
Dos vitrinas gemelas, cuadros idénticos en composición, mesitas iguales… Como adoras el orden visual la simetría también es muy importante en casa. Pero ojo, eso no significa que no te gusten también los tríos, el número mágico en decoración. Si reúnes velas, jarrones o macetas siempre lo haces de tres en tres.
12. TU CAMA PARECE DE HOTEL
Las camas con capas no son ningún secreto para ti, de hecho, te encantan. Planeas cada cambio de ropa de cama semanal al detalle para que todo encaje: el color del nórdico, de la colcha estampada encima y hasta de manta doblada a pie de cama. Por no hablar de los cojines. Los colocas en escalera de más grandes a más pequeños y te queda súper gustosa.
13. EN EL INTERIOR DE TU ARMARIO TODO ESTÁ COORDINADO
Tu casa es bonita por fuera, pero también por dentro. Los cajones de tu cocina están perfectamente organizados con separadores a tono y lo mismo en el armario. El color de cajas, cestos y fundas para la ropa está coordinado y siempre estás pendiente de los accesorios más prácticos para mantener el orden.
14. ESTÁS SUSCRITA A LA NEWSLETTER DE CASA WOW

Cada jueves y domingo esperas impaciente que en la bandeja de entrada de tu correo entre la newsletter de Casa WOW. ¡Qué nervios! ¿De qué hablarán? ¿Habrá algún tema exclusivo para lectoras? ¿Alguna casa llena de inspiración? Y ahora, además, dos veces al mes también recibes la newsletter de orden, otra de tus pasiones aparte de decorar.

15. PAREDES DESNUDAS, NO GRACIAS
Lo mismo que con las ventanas sin cortinas, en tu casa no concibes las paredes sin gracia. Cuadros detrás del sofá, una nota de color en la pared del cabecero, un espejo estratégicamente colocado en el recibidor… Las paredes están para lucirlas y aprovecharlas decorativamente hablando. Y cuando te cansas no tienes ni miedo ni pereza de cambiar un cuadro de una estancia a otra o descansar de él una temporada. ¡Te encanta el cambio!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.casawow.com.co,

suscríbete a nuestra newsletter.

Apúntate a nuestras newsletters

Cada semana nuevas ideas deco en tu buzón

¡No te lo pierdas!

Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y/o servicios ofrecidos por la Comunidad RBA. Ver la Política de Privacidad